La placentera oscuridad de Robert Ellis

Artículo originalmente publicado en El País – La ruta norteamericana (9 de mayo de 2014)

Robet

No es gratificante pensar en la cantidad de talentosos artistas que estamos dejando escapar. Más allá de la sobreinformación, un concepto tan manido como impreciso, distinguir entre un verdadero tesoro y lo meramente anecdótico se convierte hoy en un desafío para muchos, melómanos o no. Con frecuencia en la música pop y rock esa inmediatez espontánea a la hora de transmitir coexiste con visiones más introspectivas. Una hondura que suele magnificar las obras más singulares, aquéllas que requieren de sosiego y avidez por parte del oyente. Sucede a veces que los astros se alinean para que tropecemos con uno de esos artistas hasta entonces desconocidos. Al que escribe estas líneas le ha sucedido con un joven músico de Houston recién afincado en Nashville. Su nombre es Robert Ellis, y su tercer álbum, The Lights From the Chemical Plant (New West Records, 2014), revela, entre otras, la intensidad emocional de un chaval que con 25 años posee el saber hacer musical de un veterano.

Después de la publicación de Photographs (New West Records, 2012) el músico consideró la posibilidad de abandonar su Houston natal, con la intención de soltarse de ese lastre que empezaba a suponerle la etiqueta country y dejar de sentirse anclado al entorno. Su decisión de mudarse a Nashville, muy asociada en la actualidad al country más comercial, podía parecer incoherente a primera vista. Sin embargo, canciones de su último trabajo como “Steady as the Rising Sun”,  “Houston” o “Tour Song” disipan toda duda acerca de sus intenciones. Porque lejos de haber acercado su intimista country de raíces a los brazos de la industria, apreciamos un músico en crecimiento, liberado de prejuicios y receptivo ante influencias inéditas en su cancionero que no se olvida a su vez de seguir dignificando la tradición.

La búsqueda de una mayor variedad en su sonido le llevó a contactar con el productor Jacquire King. En el estudio The Casino de East Nashville, con King a los mandos y la banda habitual de Ellis, registraron la grabación. Un Jacquire King que no sólo ha colaborado con músicos como Norah Jones o Josh Ritter, sino que trabajó también como productor en el último álbum de Dawes, más de una vez reivindicados desde este blog. Fueron precisamente Dawes quienes introdujeron a Robert Ellis en España durante su primera visita a Madrid, en febrero de 2012, cuando éste ejerció de telonero de la banda californiana en la Sala El Sol. Juntos interpretaron una cautivadora versión de “Rider in the Rain”, compuesta por Randy Newman, cuyos ambientes enlazan a la perfección con las nuevas composiciones de Ellis. Siempre pensaré que aquella noche también llovía en Madrid.

En los últimos años el tejano no ha parado de tocar. Tres años de giras ininterrumpidas, abriendo para bandas consagradas como Old Crow Medicine Show, Deer Tick, Richard Thompson o Jason Isbell, que parecen haberle servido para madurar musicalmente y ampliar su campo de batalla. A pesar de ello, Robert Ellis no disimula sus referentes, y versiona “Still Crazy After All These Years” de Paul Simon, o se sirve de los coros de Jim Lauderdale para situar la galopante “Sing Along” en las raíces del bluegrass; una canción cuya atmósfera remite a la enigmática Luisiana de True Detective y que bien podría cerrar alguno de sus capítulos si cayera en las manos de T Bone Burnett.

La influencia del Paul Simon de Still Crazy After All These Years (1975),un disco muy marcado por el divorcio de Simon que también buceaba con sencillez pop en los ambientes jazz, se hace notar en temas como “Pride” o “Only Lies”. En “Chemical Plant” encontramos ese punto perfecto entre tradición y contemporaneidad que le emparenta de nuevo con Dawes. Junto al cantante de éstos, Taylor Goldsmith, firma “Steady as the Rising Sun”, suavemente acompasada, y que tanto recuerda a James Taylor en la melancólica melodía del estribillo. El distintivo sonido del pedal steel en “TV Song” nos guía en una sencilla historia de lo más familiar: las relaciones de pareja que perduran años y años a través del escapismo. En el ecuador del disco emerge “Bottle of Wine”, donde Ellis canta a una noche de excesos y nostalgia por una juventud perdida. Desde la primera nota del solo de saxo a cargo de Robbie Crowell, teclista de Deer Tick, uno comienza a sentirse parte de la historia, y de repente se halla caminando por el centro de una ciudad estadounidense, probablemente en los aledaños de un club de jazz, desorientado por los rótulos de neón que resplandecen en la noche. Porque cuando alguien habla desde lo mundano, y se vuelca en sus sentimientos cotidianos, resulta casi natural empatizar con ese universo, hacerlo tuyo, y convertir “Houston” en cualquiera de los lugares de los que uno se alejó en su día.

A lo largo de las once canciones sentimientos tan humanos como el miedo o las inseguridades se refugian tras una lírica confesional y preciosistas texturas pop. Como esas nubes negras que amenazan una fiesta de verano, una placentera, a veces adictiva oscuridad planea sobre cada acorde del disco. Hablamos de un joven que vaga a la deriva por diferentes países del mundo dando a conocer su música, y como confiesa en “Tour Song”, la balada acústica de más de siete minutos que culmina el álbum, esa forma de vida, como cualquier otra, tiene sus consecuencias. Está lejos de su hogar, extraña a los suyos y duda sobre si su mujer todavía le estará esperando en casa cuando vuelva. Porque la vida, por todos es sabido, es una ardua tarea, pero también gratificante. Acercarse a estas canciones es hacerlo a las preocupaciones silenciosas de la gente común, de un artista que despega. En esa travesía, como tantos otros outsiders, se encuentra Robert Ellis buscando su recompensa, reivindicando su derecho a deambular y equivocarse. A sentir y emocionarse. Nosotros lo hacemos con él.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s