LUIS BREA, Sala Siroco, Madrid, 10 de noviembre

Image

Reseña originalmente publicada en El Mundo de Tulsa (12 de noviembre de 2012)

Un antiguo camarero de la noche malasañera que decidió dar un paso adelante en su carrera musical y liderar un proyecto con el sobrenombre de Luis Brea. Atractiva presentación la de Luis Alberto Alemaza (Alcorcón, 1973), que en los años noventa fundó “Los Hijos de Han Solo” y fue líder de “Los Sitios” durante la década pasada. Ambas propuestas no trascendieron más allá del maquetero circuito de salas madrileño. Después de sendas experiencias Luis comenzó a cobijarse tras el alias de Aviación Española para acabar finalmente publicando su primer epé De lo Dicho Nada en el 2010. En 2012 publicaría “Hipotenusa”, su primer largo editado por el sello Marxophone (que recientemente ha publicado también a Nacho Vegas, The New Raemon o Refree). O lo que es lo mismo, el pretexto perfecto para transportar sus historias costumbristas en forma de canciones a los diferentes lugares de la geografía española. Este sábado era el turno de volver a Madrid, donde el pasado 1 de marzo había comenzado con la gira de presentación de su primer elepé. La Sala Siroco era esta vez el lugar elegido.

El  clima apático de la capital en los últimos días no influyó en que la gente prefiriera quedarse en casa viendo el partido del sábado noche antes que acudir al concierto de Luis Brea, programado para las diez de la noche. El público del (como apuntan algunos)  creador del “costumbrismo post-indie” crece cada día más, y prueba de ello es la acumulación de asistentes previa al concierto en la puerta de la sala, o el agobio que se sentía en las zonas más próximas al escenario.

Alrededor de las diez y media de la noche el músico se personaba en solitario sobre el escenario, y aunque pronto dejaría claro que comenzaría estrenando algunas de las nuevas canciones sin la banda (y sin su inseparable guitarra Gretsch) y su tímida barba le acercase más que nunca al crapulismo que tan bien retrata,  la estética de las gafas de sol y la camisa de manga corta de tonos oscuros nos resultaba a la mayor parte de los allí presentes familiar. De las seis canciones nuevas con las que comenzó el concierto cabe resaltar la línea continuista con respecto a las canciones que integran “Hipotenusa”. La búsqueda de autocomplacencia y la introducción del humor cínico como forma más inteligente para, de alguna manera, resolver sus problemas son temas todavía muy presentes en el imaginario de Luis Brea. Destacar entre todas ellas “Focas y Sirenas”, una supuesta historia personal de la autor escrita a raíz de un altercado con mujeres policías en la terraza de un bar, y que nos regala versos de esos que serán coreados (“atrapado entre dos mundos que no conoceré jamás”).

008

Para la segunda parte del concierto el frontman madrileño quiso contar con la compañía de Jorge Martí Climent (batería) y del parisino Hadrien Fregnac (bajo), antiguos compañeros de Luis en el Bar Fotomatón como técnicos de sonido, y ya componentes habituales del proyecto de Luis Brea tanto en directo como en el estudio, donde ambos ejercieron labores de producción. “Imágenes” fue la primera canción que sonó con banda, y es probablemente una de las más representativas del sonido que la banda propone en sus directos: un sonido oscuro y  sombrío repleto de guitarras distorsionadas y sin excesiva tecnicidad, que conjuga  a la perfección con la voz masculina, grave y de cadencia pausada del cantante, y contrasta con las letras cómicas, costumbristas y tragicómicas de éste. Con “Soy tu padre” el público comenzaba a entrar en juego y “La cuenta atrás” fue entonada por el público con especial énfasis, quizás por las referencias a la laureada serie de la HBO “Los Soprano” o a las míticas trilogías a las que también se refiere la canción. Me atrevería a decir que muchos de los espectadores nacieron en la época del lanzamiento de aclamadas trilogías, como El Padrino, o que muchos otros rescataron “La trilogía del dólar”: son esas referencias, tan habituales en las canciones del músico madrileño, las que tienden a acaparar los cánticos más fogosos en sus conciertos. “Escabeche” recuerda a Nacha Pop y al sonido de la movida madrileña, con un comienzo muy similar a “Antes de que salga el sol” de Nacha Pop, y una estructura muy pop. Sorprendente: hubo posos de post-rock en el final de “Bastante Punk”, como si los tejanos Explosions in the Sky acabarán de colarse en la sala con su aspecto más castizo. “Baso es con V” es hasta el momento uno de sus temas más aclamados, y, personalmente, su relato mejor construido, con una historia donde el protagonista se muestra tan ridículo que lo único que puede hacer es –una vez más— reírse de sí mismo. Y Luis Brea tiene el antídoto perfecto para hacerlo: sus propias canciones, y la sutil construcción de personajes reales o ficticios (habituales son “Gerardo” y “Soraya”) a través de los cuales introduce al oyente en el ambiente lúgubre de las noches de after en casa de un amigo o en una relación amorosa que fue poseída por la tiendas e internet.  Una vez más, la referencia a Los Planetas y el homenaje a su tema “Segundo premio” sacaron a relucir los recuerdos más planetarios de los espectadores, que olvidaron definitivamente la crisis y todos sus problemas para entregarse hasta el final del concierto con la rumbera e iglesiana (sí, es muy Julio Iglesias) “Dicen por Ahí” y “Automáticamente” que  pusieron la guinda a una noche en la que Brea relató sobre el escenario historias cercanas  a los guiones de Berlanga (salvando las distancias), las canciones de Sabina, por sus personajes crápulas , o de Sr Chinarro, por su neorrealismo costumbrista.

Todavía es pronto, con solo un elepé publicado para hacer un balance de la corta trayectoria de Luis Brea, pero la crítica y muchos de sus seguidores ya esperan con expectación el rumbo que tomarán sus nuevas canciones. Canciones, que por lo que pudimos apreciar el sábado en Siroco, no distan mucho de aquellas a las que ya nos tiene acostumbrados, algo peligroso si pretende encabezar esa corriente “post-indie” a la que hace referencia en algunas entrevistas, o necesario si prefiere asegurarse los festivales indies del próximo verano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s